Nos inventaremos los nombres

Dibujaremos los mapas,
nos inventaremos los nombres.

Esta mitad de estrofa de Ricardo Lezón, mcenroe, resume la euforia de la construcción de un lugar que, en realidad, no existe. Pero es tanta la emoción que siento al leerlo y, sobre todo, al escucharlo, y era tanta la que sentía al leerlo y, sobre todo, al escucharlo.

Y digo que no existe porque en el momento en que se deja de de construir, desaparece. Como si nunca hubiera existido. Y entonces, el estupor. Como la niebla de Rugen las flores, que “tal vez, (la niebla), vuelva a encontrar la puerta abierta”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: