Ancas, pescoço… e tornozelos

 

Lisboa. 2011. Bairro Alto. Me voy al Frágil con un amigo de mi amiga. Tomamos cervezas. Me presenta aquí y allá. Le conoce todo el mundo.

La española acaba de llegar y hay que pasearla e introducirla en los círculos. Al menos por esa noche. La española sonríe, aún no comprende bien cada palabra y la noche no ayuda. Hay mucho barullo, la música está alta y no apetece ponerse a vocalizar para que te entienda una española que sólo sabe sonreir y chapurrear alguna que otra cosa en portugués, con acento marcado castellano. A la española tampoco le apetece gritar en un portugués chapucero.

El portugués bebe cerveza, una superbock detrás de otra, la española va más despacio. Cuando se cansa de aquel ambiente fiestero feliz, que es después de dos superbock, dice que se va. El portugués intenta retenerla, luego decide acompañarla, y de camino a casa le dice que adora sus “ancas” y que por favor le deje darle un beso en el “pescoço”. Sólo uno. La española, que no puede contener la risa, intenta explicarle que “ancas” en español son las de las ranas y que “pescoço” es algo así como un término demasiado animalesco para resultar romántico o erótico o insinuante.

Superadas las diferencias idiomáticas, la noche acaba con la española en su habitación, sola, y el portugués sentado junto al portal en el escalón que da a la calle, esperando, por si la española se sintiera insomne y saliera a fumar y en un ataque de sensualidad decidiera entonces convertir las ancas en voluptuosas caderas y el pescoço en sugerente cuello.

 

Lisboa11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: