Terapia de barrio

Octubre

 

Hoy he caminado, he mirado a la gente, me he visto a mí misma.  He conocido a un grupo de mujeres en un taller de barrio. He ido a la primera clase de un taller de barrio con otras mujeres. Me he visto a mí misma sonriendo llena de ganas con la vuelta al cole.

Esta vuelta a la “normalidad” está siendo un poco atípica, hace calor, los ánimos más que acalorados, la tensión que se mastica, se lee, se siente, se escucha, la rabia que sube por la tripa. La cabeza asimilando los agradecidos y esperados cambios y eso que no parece moverse por más que empujas. Mis ganas eternas de huir de Madrid, escapar, para luego mirar desde fuera y amar un poco más esta ciudad.

Me he tomado una infusión verde que sabía a menta y que podía ser un té moruno, pero “de bote”, y me encanta la palabra moruno, y me encanta decirle a Blanquito, mi compañero de piso gato, que vive como un rey moro.

En mi mente me he ido relatando mi paseo, me he maravillado con la sencillez de la calle, me he alegrado de cruzarme con la gente, repetía mentalmente lo que veía como contándoselo a alguien. Dejando que mi mente fuera construyendo el relato que ahora desaparece tragado por el cansancio.

Calor y calle, terapia de barrio.

*Foto: Composición con fruta e imagen del calendario de nosaltres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: