Una isla que finge ser barco

Penelope. (1849). Jacopo d’Andrea

Escribo como tejo la vida. Suelto una palabra como se me escapa un punto. Anudo una palabra con otra como tendiendo un puente. Soy tejedora de la noche.

Soy una isla. Y voy tejiendo palabras. La vida es un ovillo que, cuando se desata y pierde su ritmo circular, llega a su fin. El ovillo esconde el hilo, el hilo teje camino, el camino a veces laberinto. ¿Cuánto de Penélope hay en mí? Soy una isla que espera barcos y que teje velas para partir. Soy una isla que teje velas para ver a sus amantes partir. Soy una isla que finge ser barco. ¿Cuánto de Penélope hay en mí?

En la noche los sueños se tejen,
en lo oscuro nace lo posible.
La urdimbre, el hilo, la palabra. El día convoca a los fantasmas de lo real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: