Tiempos convulsos y con vulvas

  “¿Sabéis una cosa? Yo soñaba con ser loca, grandiosamente loca, como un rayo. Mi tara, que es hereditaria, me lo ha impedido. Ellos, que tienen la suerte de ser locos inmunes a la tara hereditaria, no lo reconocen”. L’angelo custode. Fleur Jaeggy. 1971.   Con 21 años, mi pareja de aquel entonces me compadecíaSigue leyendo “Tiempos convulsos y con vulvas”

Los horizontes, esquivos

Recién abro el nuevo blog y ya encuentro a mi cabeza paseando por mis contradicciones y debilidades. El blog que toda periodista debe publicar, el que toda escritora debe abanderar; para hacerse ver, para hacer surgir oportunidades. Y no me apetece emplear un tono de éxito, ni disimular la frustración, ni hablar de cosas “realmenteSigue leyendo “Los horizontes, esquivos”