Mujeres de mi país

Abril nos dioel gesto y la palabrahabla de nosotraspor dentro de la raíz Mujeresquebramos las grandes barricadasdiciendo: igualdad a quien oírnos quiso Y así continuamosdadas de la mano El pueblo somos:mujeres de mi país. . . Mujeres de abril, Maria Teresa Horta, 1977.Antologia poética, Circulo de Leitores, 1994. traducción: aurora feijoo.

Ausencia(s). III.

.Volver a los mismos lugares. Confiar en la brújula interna.Otra vez los paisajes. En la repetición, el ritmo. La calma, el asidero. Volver. Volver al paisaje para evitar la desidia.Volver a los lugares como simulacro de pertenencia. Escribir: hablar con la nada. Y el silencio como respuesta. . (Diarios. Noviembre de 2020)..

Ausencia(s). II.

La peor ausencia es la de una misma. Lo que te hace ir al fondo, desconociéndote. La peor ausencia es la de una misma. Desconocerte. Y buscas, buscas, y buscas fuera, sin encontrarte. Esa es la peor ausencia, la que más vacía te deja. . Ser una, saberte. Escribir, leer, traducir. Caminar. Hacia donde puedasSigue leyendo “Ausencia(s). II.”

Ausencia(s)

. “El terror de la ausenciasupera al dolor de la propia ausencia”. . . Terror a sentir nada. Terror al vacío. Terror a, un día, no existir. Intentar imaginar cómo puede ser no ser. No respirar. No ser, aquí, un cuerpo. Paralizada en la cama, no puedo dormir. La muerte no existe en cuanto noSigue leyendo “Ausencia(s)”

Anotaciones en los márgenes

. . . Repaso el último cuaderno, que comienza el 3 de noviembre, y voy haciendo anotaciones en los márgenes. Donde ponía: “Aún por descifrar”, anoto: “Descifrado”. Donde decía: “Deseo que…”, corrijo: “Ya no”. Anoto en algún margen: “¿Por qué no?”. También: ¿Por qué sí?”. Y en otros: “Ya pasó el momento”. No hay nadaSigue leyendo “Anotaciones en los márgenes”

bosque indefinido es un álbum, bosque indefinido es una plaquette

. . . . ::: Ahora, una vez dado a luz *bosque indefinido*, lo mejor de todo están siendo vuestros comentarios y sensaciones ::: ::: Contestando a algunas preguntas… os cuento, para leer despacio ::: *bosque indefinido* es: . 🖤 1 *una plaquette de poemas en formato papel* ::: en este correo: buscandoelbosqueenlaciudad@gmail.com te decimosSigue leyendo “bosque indefinido es un álbum, bosque indefinido es una plaquette”

Quise vibrar con el toque de aquella piel de tambor inmensa

Ayer estuve viendo a Nilo Gallego, y, como todo lo que sucede este diciembre, sucedió y me transformó. Pasé por momentos de estupor e impaciencia, cabreo e incredulidad, cansancio y bostezo, sonrisa y complicidad, sorpresa e iluminación. En la escucha. Agobio. Tensión. Empatía. Espera, mucha espera. Pero en ningún momento quise marcharme. Quería verlo hastaSigue leyendo “Quise vibrar con el toque de aquella piel de tambor inmensa”

Acabar, empezar. Luz, oscuridad. ¿Amor?

. . . “Lentas siguen las lunas a las lunas, como cede la luz, los días a los días, el párpado tenaz al mismo sueño. Vivir es fácil. Arduo sobrevivir a lo vivido.” José Ángel ValenteNo amanece el cantor . El amor así, un poco arrugao, a ver si se recupera. Galletas con flechas ySigue leyendo “Acabar, empezar. Luz, oscuridad. ¿Amor?”

El único camino de regreso es hacia una misma

. . . He terminado “Fruta prohibida”. Cuando me quedo sin Jeanette Winterson me siento huérfana. Últimamente me siento huérfana a menudo. Como ella, de A a la Z, leyó uno tras otro todos los libros de literatura británica de la biblioteca de Lancashire, yo, uno tras otro, leo los libros del estante “N –Sigue leyendo “El único camino de regreso es hacia una misma”

Elegía

. . . Aprende A no esperarte pues no te encontrarás . En el instante de decir sí al destino Indecisa paraste muda Y los océanos después despacio te rodearon . A eso llamaste Orfeo Eurídice – Incesante intensa la lira vibraba al lado Del desfilar real de tus días Nunca se distingue bien loSigue leyendo “Elegía”