Durante el encierro quizá haya aprendido algo

6 de junio de 2020 Durante el encierro he notado cómo mi cuerpo llevaba un ritmo, y ahí fuera, el ritmo se ralentizaba hasta quedar en un ritmo casi cero. Por mi ventana el silencio era tal en la noche que lograba escuchar sin esfuerzo el crujir en la arena de los pasos de un... Leer más →

Hoy, una mariposa oscura. Diario (III)

Hoy ha sido una mariposa grande, oscura, que al posarse en el suelo parece una hoja seca. Se me acercaba por detrás, a la altura del codo, y me asustaba la mancha oscura apareciendo de repente. Movía el brazo, y no llegaba a posárseme. Después veía que era ella. Ahora que sé que la mariposa... Leer más →

7 de abril: Fuera de plano

Hoy me he visto a mí misma en una habitación con vistas a la distopía. No estaba segura si estaba viviéndolo o si estaba asistiendo a ella desde fuera. Me sentía algo así como yo misma aconteciendo fuera de plano. Fuera de plano, la posibilidad de pertenecer a otro planeta. Y no por el encierro,... Leer más →

27 de marzo: Buzones amarillos

He leído el relato de Paul B. Preciado, me ha gustado ese absurdo que nace cuando todo es incierto. En París... Me he desengañado: los buzones no son (¿también?) amarillos. Allí, los que son amarillos son los chalecos, los gilets jaunes. Otra de las ocupaciones posibles durante este encierro, escribir. Escribir ya lo es. Escribir... Leer más →

Martes 17 a viernes 20 de marzo. Lecturas, vínculos

Martes, 17 de marzo de 2020 Hay que irse familiarizando con esta nueva forma. Que para mí es una extensión de los últimos tiempos: detrás de las pantallas, lanzando mensajes que construyan vínculos, que los mantengan. No olvidar que la escritura es la fuente, volver a ella, siempre. Seguir, no olvidar que hay que seguir.... Leer más →

Contra el deseo

¡Silencio! No se escucha el ruido. Llevo un rato asomada a la ventana, no se ve a nadie en la calle, el ambiente es de domingo. El calendario dice: jueves, doce de marzo, dos mil veinte. Un perro persigue, feliz, a dos palomas. Sigo escuchando los trinos de los gorriones en los árboles llenándose de... Leer más →

Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)

Aquí estoy, nombrando el fracaso de no-ser-lo-que-se-espera-de-mí. Mi único amor es un gato. Un gato sucesivo. El que muere y el que renace. Un gato que hubo y otro que está siendo, y así será. Mi verano se conforma de lecturas bajo un emparrado, frente a una fuente, junto a una tinaja. Mientras mi único... Leer más →

Mientras haya luz

Domingo, una luz que promete primavera entra por las ventanas del salón. Mientras haya luz, podré escribir. En la cocina me concentro para la comida, enciendo la campana y el ruido sordo del motor me encierra en una especie de meditación ausente del resto del mundo. Cuando termina el humo y el vapor deja de... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: