Es urgente el amor

. Cocinar. Necesidad de centrar mirada y enfocar el tiempo, alimentar el cuerpo con el tacto y las texturas, con el color y la mirada. Oler, tocar, saborear. Utilizar las manos, concentrar la mente, saber que de ahi, de la búsqueda en la nevera y en la imaginación, saldrá algo único que durará unos instantes.Sigue leyendo “Es urgente el amor”

Inoculada (junio de 2020)

Yo ya estoy vacunada. Me he venido recién duchada, bragas limpias, tres libros, no, espera, cuatro, un cuaderno, lápiz y boli. El móvil cargado. Del susto ya salia de casa mareada. Ya está, no ha pasado nada. Ya está. Ya estoy inoculada, me han puesto la de los viejos. Me pesa el brazo, no meSigue leyendo “Inoculada (junio de 2020)”

Quiero ser una maniquí disfrazada de novia

.Me siento rara. La sensación de una presencia constante que no se va de mi lado. Como si alguien estuviera aquí, pero que, en realidad, no está. Como una presencia fantasma. Que me acompaña pero que me agobia a un tiempo. El caso es que me he hecho amiga de mi banco en algún sueñoSigue leyendo “Quiero ser una maniquí disfrazada de novia”

“¡Eco, ecoo!”. Y la cueva responde: ¡Nos vamos al carajo!

No hace mucho descubrí el concepto de ecología acústica. Que no tiene nada de nuevo, viene ya de las investigaciones y publicaciones en los setenta de R. Murray Schaffer. Yo estaba naciendo al mundo. No está mal empezar por escuchar lo que sucede más allá del ombligo humano. Se puede enfocar y mirar desde diferentesSigue leyendo ““¡Eco, ecoo!”. Y la cueva responde: ¡Nos vamos al carajo!”

Hay que ponerle cuerpo, hay que dejar que suceda

. . . Me pregunto sobre la relación con mi cuerpo, me hago preguntas, hago preguntas a mi cuerpo. La mente fulmina. Tiene respuestas para todo. El cuerpo: a veces se mueve y otras se queda estático. Intento responderlas poniendo el cuerpo en acción, como si la cosa no fuera conmigo, pero sintiendo ese querer-estar-en-mi-cuerpoSigue leyendo “Hay que ponerle cuerpo, hay que dejar que suceda”