Hay que ponerle cuerpo, hay que dejar que suceda

. . . Me pregunto sobre la relación con mi cuerpo, me hago preguntas, hago preguntas a mi cuerpo. La mente fulmina. Tiene respuestas para todo. El cuerpo: a veces se mueve y otras se queda estático. Intento responderlas poniendo el cuerpo en acción, como si la cosa no fuera conmigo, pero sintiendo ese querer-estar-en-mi-cuerpoSigue leyendo “Hay que ponerle cuerpo, hay que dejar que suceda”

el hilo de la vida es de color rojo

. Hay hilos que dibujan, como jugando, ¿hilos de vida? En realidad es el hilo que siempre digo, voy a guardarlo, que me recuerda a mi niñez, y a esas cosas extraordinarias que a veces entraban en nuestra despensa. Y, sí, el hilo de la vida es así, circular, redondo, dibujando caminos que no haySigue leyendo “el hilo de la vida es de color rojo”

Ser madre

Hoy sería un buen día para escribir sobre nuestras ancestras. Aunque la palabra no exista en los cánones. Precisamente por eso. ¿Hace cuánto que hablamos de “ancestras” mis amigas y yo? Y… ¿por qué no existe una palabra tan rica, tan primordial en nuestro presente, que viene directa a traernos información sobre nuestro pasado? Allí,Sigue leyendo “Ser madre”

14 de marzo de 2021. Buscar, crear, compartir la belleza.

. Hace un año, elegía un trozo de verde cerca de casa, de vuelta de la compra, bajo un abeto enorme, junto a las primeras margaritas de la (casi) primavera. El encierro estaba a punto de empezar. Últimamente lloro mucho. Junto con las lágrimas, información que sale de las profundidades, muy valiosa para continuar; comprenderSigue leyendo “14 de marzo de 2021. Buscar, crear, compartir la belleza.”

Esa otra que no era yo

Estos días atrás me venía una sensación extraña, sentía algo así como que estaba “perdiendo la palabra”, que no estaba siendo capaz de expresar tanto como estaba viviendo y con tanta intensidad. Las palabras no llegaban. Cuando las invocaba, queriendo saber qué tenía por dentro, para sacarlo, desaparecían, flotaban. Alejándose como un globo, se hacíanSigue leyendo “Esa otra que no era yo”

29 de enero de 2021

. . Hoy me han confundido con una turista en mi propia ciudad. No quiero volver a casa porque no sé cuándo volveré a salir. Llevo dando vueltas un buen rato, evitando entrar en una boca de metro. Los pasos me han ido llevando hasta Sol. Allí, en una especie de baño de gente, deSigue leyendo “29 de enero de 2021”

Ausencia(s). III.

.Volver a los mismos lugares. Confiar en la brújula interna.Otra vez los paisajes. En la repetición, el ritmo. La calma, el asidero. Volver. Volver al paisaje para evitar la desidia.Volver a los lugares como simulacro de pertenencia. Escribir: hablar con la nada. Y el silencio como respuesta. . (Diarios. Noviembre de 2020)..

Ausencia(s). II.

La peor ausencia es la de una misma. Lo que te hace ir al fondo, desconociéndote. La peor ausencia es la de una misma. Desconocerte. Y buscas, buscas, y buscas fuera, sin encontrarte. Esa es la peor ausencia, la que más vacía te deja. . Ser una, saberte. Escribir, leer, traducir. Caminar. Hacia donde puedasSigue leyendo “Ausencia(s). II.”

Ausencia(s)

. “El terror de la ausenciasupera al dolor de la propia ausencia”. . . Terror a sentir nada. Terror al vacío. Terror a, un día, no existir. Intentar imaginar cómo puede ser no ser. No respirar. No ser, aquí, un cuerpo. Paralizada en la cama, no puedo dormir. La muerte no existe en cuanto noSigue leyendo “Ausencia(s)”