Viernes 13 de marzo

Ayer compré dos packs de latas de atún. Avergonzada por mi exceso, miraba los carros llenos de las otras personas. Yo no cogí carro. Todo lo llevaba en brazos. Hamburguesas de salmón. Boca-bits. Un pack de leche de soja. Miré el vino de reojo. Hoy he salido al súper del barrio. Lavavajillas, limpiador WC, detergenteSigue leyendo “Viernes 13 de marzo”

Dia 12 de Janeiro de 1930

Vivir no es parar: es renacer continuamente. Las cenizas no calientan; las aguas estancadas huelen mal. ¡Bela!¡Bela!, ¡no vale recordar el pasado! Lo que tú fuiste, solo tú lo sabes: una muchacha llena de coraje siempre sincera consigo misma. Y te consuela que ese poco ya es alguna cosa. Acuérdate de que detestas los trucosSigue leyendo “Dia 12 de Janeiro de 1930”

Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)

Aquí estoy, nombrando el fracaso de no-ser-lo-que-se-espera-de-mí. Mi único amor es un gato. Un gato sucesivo. El que muere y el que renace. Un gato que hubo y otro que está siendo, y así será. Mi verano se conforma de lecturas bajo un emparrado, frente a una fuente, junto a una tinaja. Mientras mi únicoSigue leyendo “Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)”

Mientras haya luz

Domingo, una luz que promete primavera entra por las ventanas del salón. Mientras haya luz, podré escribir. En la cocina me concentro para la comida, enciendo la campana y el ruido sordo del motor me encierra en una especie de meditación ausente del resto del mundo. Cuando termina el humo y el vapor deja deSigue leyendo “Mientras haya luz”