27 de marzo: Buzones amarillos

He leído el relato de Paul B. Preciado, me ha gustado ese absurdo que nace cuando todo es incierto. En París... Me he desengañado: los buzones no son (¿también?) amarillos. Allí, los que son amarillos son los chalecos, los gilets jaunes. Otra de las ocupaciones posibles durante este encierro, escribir. Escribir ya lo es. Escribir... Leer más →

Martes 17 a viernes 20 de marzo. Lecturas, vínculos

Martes, 17 de marzo de 2020 Hay que irse familiarizando con esta nueva forma. Que para mí es una extensión de los últimos tiempos: detrás de las pantallas, lanzando mensajes que construyan vínculos, que los mantengan. No olvidar que la escritura es la fuente, volver a ella, siempre. Seguir, no olvidar que hay que seguir.... Leer más →

Viernes 13 de marzo

Ayer compré dos packs de latas de atún. Avergonzada por mi exceso, miraba los carros llenos de las otras personas. Yo no cogí carro. Todo lo llevaba en brazos. Hamburguesas de salmón. Boca-bits. Un pack de leche de soja. Miré el vino de reojo. Hoy he salido al súper del barrio. Lavavajillas, limpiador WC, detergente... Leer más →

Dia 12 de Janeiro de 1930

Vivir no es parar: es renacer continuamente. Las cenizas no calientan; las aguas estancadas huelen mal. ¡Bela!¡Bela!, ¡no vale recordar el pasado! Lo que tú fuiste, solo tú lo sabes: una muchacha llena de coraje siempre sincera consigo misma. Y te consuela que ese poco ya es alguna cosa. Acuérdate de que detestas los trucos... Leer más →

Trocear patatas en el aire

Yo pelo las patatas con pelador y luego las troceo en el aire. Como he visto hacer a mi madre y con toda la improvisación que conlleva. No ajustas el punto de cocción ni nada de eso, porque todo va a ojo. Los trozos salen desiguales y caen a la cazuela en diferentes momentos en... Leer más →

Los hilos que me retuercen por dentro

Salgo de la peli de Almodóvar y la frase con la que había pensado empezar a escribir ya no cuadra con mi estado de ánimo. Si ya estaba repleta de nostalgia, no me cabe toda la que me ha (re)creado la película. Pensaba empezar renovando mis votos de enamoramiento de Asier Etxeandía, ese monstruo de... Leer más →

Falda fetiche, dosis verde y caminata

  Quiero (co) responder(te), Silvia Nanclares. En mi escritorio una foto del año pasado, en verano, cuando desmantelamos la casa de Galicia de mis padres. Pensé que no iba a poder soportar el recuerdo sin poder habitarlo en el presente. No ha dolido tanto. Fue más el momento. Y los días posteriores cuando lo pensaba... Leer más →

Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)

Aquí estoy, nombrando el fracaso de no-ser-lo-que-se-espera-de-mí. Mi único amor es un gato. Un gato sucesivo. El que muere y el que renace. Un gato que hubo y otro que está siendo, y así será. Mi verano se conforma de lecturas bajo un emparrado, frente a una fuente, junto a una tinaja. Mientras mi único... Leer más →

El libro nuevo*

  * Título de la crónica de António Lobo Antunes Un libro no es una prenda que cae del cielo, es una cosa conquistada migaja a migaja, el resultado, por lo menos para mí, de una paciencia infinita, un –Anda, vé, chico, sin término a la vista. Y el chico va, lleno de cuidado con... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑