Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)

Aquí estoy, nombrando el fracaso de no-ser-lo-que-se-espera-de-mí. Mi único amor es un gato. Un gato sucesivo. El que muere y el que renace. Un gato que hubo y otro que está siendo, y así será. Mi verano se conforma de lecturas bajo un emparrado, frente a una fuente, junto a una tinaja. Mientras mi único... Leer más →

Los bucles de su cabeza: Ángelo Néstore

Ayer* cuando escuchaba a Angelo Néstore me venía a la cabeza la última estrofa de la Canción del mariquita de Lorca musicada por Diego Carrasco: "Los mariquitas del Sur/cantan en las azoteas" y ese trozo de canción, su primera frase, me iba ocupando por dentro y se me cruzaba con los pensamientos, que volaban dando palmas... Leer más →

Cancioncilla del niño que no nació*

¡Me habéis dejado sobre una flor de oscuros sollozos de agua! El llanto que aprendí se pondrá muy viejecito arrastrando su cola de suspiros y lágrimas. Sin brazos, ¿cómo empujo la puerta de la Luz? Sirvieron a otro niño de remos en su barca. Yo dormía tranquilo. ¿Quién taladró mi sueño? Mi madre tiene ya... Leer más →

Canción del mariquita*

Canción del mariquita El mariquita se peina en su peinador de seda. Los vecinos se sonríen en sus ventanas postreras. El mariquita organiza los bucles de su cabeza. Por los patios gritan loros, surtidores y planetas. El mariquita se adorna con un jazmín sinvergüenza. La tarde se pone extraña de peines y enredaderas. El escándalo... Leer más →

El viejo buitre alisa sus plumas

El Viejo Buitre El viejo buitre es sabio y alisa sus plumas La podredumbre le agrada y sus discursos Tienen el don de tornar las almas más pequeñas En Livro Sexto, 1962 Esta Gente Esta gente cuyo rostro A veces luminoso, Y otras veces, tosco Ahora me recuerdan esclavos, ahora me recuerdan reyes Hace renacer... Leer más →

Como una dulzura*

*Carta de agradecimiento a Sabina Urraca y a su libro Las niñas prodigio. ........................................ Desde Enyd Blyton a Patricia Highsmith... Almudena Grandes, Ana María Matute... hasta llegar a Sabina Urraca. A todas las escribí cartas que nunca envié. A Sabina Urraca la escribo ahora, torpemente, una pequeñísima carta de agradecimiento. Yo por aquel entonces lloraba... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑