Quiero ver cómo todo arde

. Quiero ver cómo todo arde. Quiero gritar, ¡fuego!, extender la mano y prender la llama. Excavar con las uñas la arena bajo el asfalto. Los ríos ocultos. Meter las manos, el cuerpo todo, en ese agua, humedecer las pieles. Lanzar la piedra y escuchar cómo se quiebra el cristal estallando en mil pedazos. Escuchar... Leer más →

Carta 61 (fragmento). Cartas a Olga. Consideraciones desde la prisión.

  26 de diciembre de 1980   (...) Me encuentro bien (pasadas las fiestas me darán de alta) y mentalmente estoy sereno. No sufro depresiones navideñas y si siento añoranza no lo demuestro, sé dominarme. (Por cierto: considero el dominio sobre uno mismo como algo sumamente importante; es una habilidad que, según me parece, acompaña... Leer más →

7 de abril: Fuera de plano

Hoy me he visto a mí misma en una habitación con vistas a la distopía. No estaba segura si estaba viviéndolo o si estaba asistiendo a ella desde fuera. Me sentía algo así como yo misma aconteciendo fuera de plano. Fuera de plano, la posibilidad de pertenecer a otro planeta. Y no por el encierro,... Leer más →

Contra el deseo

¡Silencio! No se escucha el ruido. Llevo un rato asomada a la ventana, no se ve a nadie en la calle, el ambiente es de domingo. El calendario dice: jueves, doce de marzo, dos mil veinte. Un perro persigue, feliz, a dos palomas. Sigo escuchando los trinos de los gorriones en los árboles llenándose de... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: