Olvidar como

. . Olvidar como: rosa vino orgasmo . . Olvidar como: grito herida rabia . . Olvidar como: piel cuchillo lágrima . . Olvidar como: muerte dolor viaje . . . Minha senhora de mim (1971). Maria Teresa Horta. Publicaçōes Dom Quixote, Lisboa, 2015. Traducción: Aurora Feijoo

Fauces de dragón

  La niña de la tinaja, La Alcarria, 1979 Ahora que he encontrado la canción del verano y se me ha ocurrido proponerla para que la cantemos todxs a medianoche, desde nuestras ventanas, en semidesnuda figura recortada con la luz de la lamparita del salón de fondo. Ahora que estaba sintiéndome yo tan adulta, tanSigue leyendo “Fauces de dragón”

Durante el encierro quizá haya aprendido algo

. . . 6 de junio de 2020 Durante el encierro he notado cómo mi cuerpo llevaba un ritmo, y ahí fuera, el ritmo se ralentizaba hasta quedar en un ritmo casi cero. Por mi ventana el silencio era tal en la noche que lograba escuchar sin esfuerzo el crujir en la arena de losSigue leyendo “Durante el encierro quizá haya aprendido algo”

“Soñabas ser un río y dormir como un río”*

* Verso de la “Oda a Whalt Witman” de Federico García Lorca. Imagen: tomada en 2015 en Lavapiés durante una deriva colectiva   Se acerca el aniversario del asesinato de Lorca. Y me he ido a buscarle, a buscarme, como siempre que acudo a la fuente de la sed, como me decía Nieves Muriel aquí.Sigue leyendo ““Soñabas ser un río y dormir como un río”*”

7 de abril: Fuera de plano

Hoy me he visto a mí misma en una habitación con vistas a la distopía. No estaba segura si estaba viviéndolo o si estaba asistiendo a ella desde fuera. Me sentía algo así como yo misma aconteciendo fuera de plano. Fuera de plano, la posibilidad de pertenecer a otro planeta. Y no por el encierro,Sigue leyendo “7 de abril: Fuera de plano”

27 de marzo: Buzones amarillos

He leído el relato de Paul B. Preciado, me ha gustado ese absurdo que nace cuando todo es incierto. En París… Me he desengañado: los buzones no son (¿también?) amarillos. Allí, los que son amarillos son los chalecos, los gilets jaunes. Otra de las ocupaciones posibles durante este encierro, escribir. Escribir ya lo es. EscribirSigue leyendo “27 de marzo: Buzones amarillos”

Río abajo

Has tenido que hacerte daño con el cajón de la cómoda para parar, sentarte, y centrarte, sin lograrlo, en evitar las lágrimas. El dedo se deja aplastar para que puedas llorar a gusto. Un alivio. Mientras limpiabas, en tu cabeza, pasando por el pecho, todo un agolpamiento de emociones, imágenes, memorias, lugares. 2019, el añoSigue leyendo “Río abajo”

Los hilos que me retuercen por dentro

Salgo de la peli de Almodóvar y la frase con la que había pensado empezar a escribir ya no cuadra con mi estado de ánimo. Si ya estaba repleta de nostalgia, no me cabe toda la que me ha (re)creado la película. Pensaba empezar renovando mis votos de enamoramiento de Asier Etxeandía, ese monstruo deSigue leyendo “Los hilos que me retuercen por dentro”

Falda fetiche, dosis verde y caminata

Quiero (co) responder(te), Silvia Nanclares. En mi escritorio una foto del año pasado, en verano, cuando desmantelamos la casa de Galicia de mis padres. Pensé que no iba a poder soportar el recuerdo sin poder habitarlo en el presente. No ha dolido tanto. Fue más el momento. Y los días posteriores cuando lo pensaba intensamente.Sigue leyendo “Falda fetiche, dosis verde y caminata”