Quiero ver cómo todo arde

. Quiero ver cómo todo arde. Quiero gritar, ¡fuego!, extender la mano y prender la llama. Excavar con las uñas la arena bajo el asfalto. Los ríos ocultos. Meter las manos, el cuerpo todo, en ese agua, humedecer las pieles. Lanzar la piedra y escuchar cómo se quiebra el cristal estallando en mil pedazos. Escuchar... Leer más →

Falda fetiche, dosis verde y caminata

  Quiero (co) responder(te), Silvia Nanclares. En mi escritorio una foto del año pasado, en verano, cuando desmantelamos la casa de Galicia de mis padres. Pensé que no iba a poder soportar el recuerdo sin poder habitarlo en el presente. No ha dolido tanto. Fue más el momento. Y los días posteriores cuando lo pensaba... Leer más →

Nombrar el fracaso (reconociendo abismos)

Aquí estoy, nombrando el fracaso de no-ser-lo-que-se-espera-de-mí. Mi único amor es un gato. Un gato sucesivo. El que muere y el que renace. Un gato que hubo y otro que está siendo, y así será. Mi verano se conforma de lecturas bajo un emparrado, frente a una fuente, junto a una tinaja. Mientras mi único... Leer más →

el poema feo*

*Título del poema de valter hugo mãe   La princesa fea no se casó mas en el tiempo en que fue visitada por príncipes solteros queriendo agradar cortó unos palmos a las piernas para quedar más baja y cómoda al          abrazo tiró de los dedos para dejarlos largos amasó los senos... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑