¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?

La primera vez que leí esta frase y su origen me entró un frío helado en el cuerpo que aún no se me ha quitado. Es una pregunta que me he hecho muchas veces, que me sigo haciendo, y que tiene además un significado doble y contradictorio. De cara a la galería Uno, cuando descubríSigue leyendo “¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?”