Ausencia(s). II.

La peor ausencia es la de una misma. Lo que te hace ir al fondo, desconociéndote. La peor ausencia es la de una misma. Desconocerte. Y buscas, buscas, y buscas fuera, sin encontrarte. Esa es la peor ausencia, la que más vacía te deja. . Ser una, saberte. Escribir, leer, traducir. Caminar. Hacia donde puedas... Leer más →

Ausencia(s)

. "El terror de la ausenciasupera al dolor de la propia ausencia". . . Terror a sentir nada. Terror al vacío. Terror a, un día, no existir. Intentar imaginar cómo puede ser no ser. No respirar. No ser, aquí, un cuerpo. Paralizada en la cama, no puedo dormir. La muerte no existe en cuanto no... Leer más →

Olvidar como

. . Olvidar como: rosa vino orgasmo . . Olvidar como: grito herida rabia . . Olvidar como: piel cuchillo lágrima . . Olvidar como: muerte dolor viaje . . . Minha senhora de mim (1971). Maria Teresa Horta. Publicaçōes Dom Quixote, Lisboa, 2015. Traducción: Aurora Feijoo

Fauces de dragón

  La niña de la tinaja, La Alcarria, 1979 Ahora que he encontrado la canción del verano y se me ha ocurrido proponerla para que la cantemos todxs a medianoche, desde nuestras ventanas, en semidesnuda figura recortada con la luz de la lamparita del salón de fondo. Ahora que estaba sintiéndome yo tan adulta, tan... Leer más →

“Soñabas ser un río y dormir como un río”*

* Verso de la "Oda a Whalt Witman" de Federico García Lorca. Imagen: tomada en 2015 en Lavapiés durante una deriva colectiva   Se acerca el aniversario del asesinato de Lorca. Y me he ido a buscarle, a buscarme, como siempre que acudo a la fuente de la sed, como me decía Nieves Muriel aquí.... Leer más →

Poner voz a los movimientos del deseo*

* "Voz a los movimientos del deseo" es el nombre que pusieron a sus jornadas de serigrafía artesanal las Serigrafistas cuir. 8 de marzo de 2020 Estoy muy revuelta. El día ha sido muy intenso. Los previos han sido nutrientes, ha habido debate, hemos escrito, compartido, conversado. Nos hemos movido por el cuerpo y hemos... Leer más →

Río abajo

Has tenido que hacerte daño con el cajón de la cómoda para parar, sentarte, y centrarte, sin lograrlo, en evitar las lágrimas. El dedo se deja aplastar para que puedas llorar a gusto. Un alivio. Mientras limpiabas, en tu cabeza, pasando por el pecho, todo un agolpamiento de emociones, imágenes, memorias, lugares. 2019, el año... Leer más →

Los hilos que me retuercen por dentro

Salgo de la peli de Almodóvar y la frase con la que había pensado empezar a escribir ya no cuadra con mi estado de ánimo. Si ya estaba repleta de nostalgia, no me cabe toda la que me ha (re)creado la película. Pensaba empezar renovando mis votos de enamoramiento de Asier Etxeandía, ese monstruo de... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: