7 de abril: Fuera de plano

Hoy me he visto a mí misma en una habitación con vistas a la distopía. No estaba segura si estaba viviéndolo o si estaba asistiendo a ella desde fuera. Me sentía algo así como yo misma aconteciendo fuera de plano. Fuera de plano, la posibilidad de pertenecer a otro planeta. Y no por el encierro,... Leer más →

2 de abril: La distancia

Cada vez que leo lo que he escrito en los días anteriores me parece marciano, muy lejano, como si le hubiera sucedido a otra persona, en otro lugar. Mientras escucho murmurar a los garbanzos, de madrugada, escribo.Cuando contaba mis días la semana del 28 de marzo, había perdido el sueño, pasaba las noches en estado... Leer más →

Sábado 28 de marzo

He visto a la vecina de enfrente recoger todas las pasminas, esta vez sí, primorosamente colgadas. He cogido la costumbre de comer en la ventana de la parte de la casa en la que da el sol. Apoyo el plato en el alfeizar y ahí, de pie, saco la cabeza y dejo que el sol... Leer más →

27 de marzo: Buzones amarillos

He leído el relato de Paul B. Preciado, me ha gustado ese absurdo que nace cuando todo es incierto. En París... Me he desengañado: los buzones no son (¿también?) amarillos. Allí, los que son amarillos son los chalecos, los gilets jaunes. Otra de las ocupaciones posibles durante este encierro, escribir. Escribir ya lo es. Escribir... Leer más →

26 de marzo: El silencio

Ayer miré por la ventana a las seis de la mañana, que aún no me había ido a dormir, y luego otra vez por la tarde; el día anterior había mirado por la tarde, fijándome en un gato, en los pájaros, en los que pasean perros, en uno que miraba una bolsa junto a la... Leer más →

Martes 17 a viernes 20 de marzo. Lecturas, vínculos

Martes, 17 de marzo de 2020 Hay que irse familiarizando con esta nueva forma. Que para mí es una extensión de los últimos tiempos: detrás de las pantallas, lanzando mensajes que construyan vínculos, que los mantengan. No olvidar que la escritura es la fuente, volver a ella, siempre. Seguir, no olvidar que hay que seguir.... Leer más →

Contra el deseo

¡Silencio! No se escucha el ruido. Llevo un rato asomada a la ventana, no se ve a nadie en la calle, el ambiente es de domingo. El calendario dice: jueves, doce de marzo, dos mil veinte. Un perro persigue, feliz, a dos palomas. Sigo escuchando los trinos de los gorriones en los árboles llenándose de... Leer más →

15 de marzo

Ya no se puede pasear. Aún se puede abrir las ventanas. Fuera hace sol. Los pájaros, todavía. Acabaremos encerrados en la parte de atrás del armario ropero. Nos seguimos señalando con el dedo. El ejército: mis ojos no quieren verlo.

14 de marzo

Al despertar no se oía ni un ruido. Es un barrio silencioso. Estos días cada vez más. Los pájaros siguen ajenos y me hablan al pie de mi ventana. El ciruelo ha perdido todas las flores, contrasta su granate con los brotes de los otros árboles, en un verde casi fosforito. He salido de casa.... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑